Lo que mal empieza peor acaba – Andalucía Comunista

Ante el anuncio de adelanto electoral de la Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ANDALUCÍA COMUNISTA quiere hacer llegar a la clase obrera y al conjunto del pueblo trabajador andaluz lo siguiente:

Andalucía Comunista
Andalucía Comunista

Para nadie es un secreto que este adelanto electoral solo responde a los intereses de Susana Díaz y a los de su partido, el PSOE, para ello, Susana Díaz ha fabricado artificialmente una polémica con sus socios de gobierno, Izquierda Unida, con argumentos más que peregrinos. En los cálculos de la maquinaria electoral del PSOE andaluz que ha llevado a Susana Díaz a decretar el adelanto electoral, se encuentran la evidencia de un PP debilitado y que muy difícilmente va a poder repetir los resultados del 2012, un Podemos que va a tener que forzar su organización y su máquina electoral en Andalucía, y una Izquierda Unida, desacreditada y que posiblemente va a ser barrida del mapa por Podemos. En este panorama, Susana Díaz se ve ganadora y segura de una victoria que puede suponerle su salto a Madrid. Por otro lado, de nuevo, comprobamos como Andalucía va a ser utilizada por el PSOE para reforzarse, ya que con este adelanto electoral, el PSOE a nivel estatal pretende dar la sensación de que no está fuera de juego de cara a las elecciones del próximo noviembre en el Estado español y evitar que no se convierta en una contienda entre PP y Podemos, para ello, Andalucía es fundamental, porque a nadie se le escapa que lo que ocurra en estas elecciones en Andalucía va a tener repercusiones a nivel estatal.

En el colmo de la desvergüenza más absoluta, el PSOE ha colado a última hora en la Diputación Permanente del Parlamento andaluz a tres “preimputados” por los EREs falsos: Carmen Martínez Aguayo, Antonio Ávila y Francisco Vallejo. Todo un ejemplo de descaro y desprecio al pueblo andaluz. Desde luego Susana Díaz ha hecho honor al título de la presente declaración política: acaban peor que empezaron.

El balance del gobierno andaluz nacido del pacto entre PSOE e Izquierda Unida no puede ser peor, pero quien ha sufrido las consecuencias de este mal gobierno ha sido el conjunto del pueblo trabajador andaluz. En el 2012, el PSOE, pero sobre todo, IU, nos dijeron que iban a formar un gobierno de resistencia a las políticas de austeridad y recortes impuestas por Madrid y Bruselas, pero la realidad ha sido muy diferente, este no ha sido un gobierno de resistencia, sino de sumisión a Madrid y a la Troika, y a las políticas neoliberales de reducción del déficit a costa de la clase obrera y del pueblo trabajador. Las primeras medidas del gobierno supusieron un duro mazazo a la administración y al sector público andaluz: recortes en los derechos sociales y laborales de los empleados públicos, un ataque sin precedentes, así como despidos encubierto en los sectores de la sanidad y la educación públicas. Más tarde, vendría la aprobación de los primeros presupuestos generales de la Junta del PSOE e IU con una más que drástica reducción de las partidas sociales, en educación o sanidad, en este último caso, Andalucía se ha convertido en la Comunidad Autónoma que más ha recortado en sanidad, tras la Comunidad Autónoma de Catalunya. Todos estos recortes se han mantenido en los presupuestos del 2014 y del 2015. A todo esto habría que añadir la total ineficacia del gobierno: de las 28 leyes programadas solo dos han sido aprobadas por el Parlamento andaluz, el resto se encuentran o bien perdidas literalmente en diferentes procesos de tramitación, o ni siquiera eso, como es el caso de 16 de esas 28 leyes.

Tampoco nos olvidamos de cómo IU ha sido cómplice de la corrupción del PSOE evitando reiteradamente toda investigación parlamentaria.

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2012 recogían un 32,9% de tasa de desempleo en Andalucía y un 24,19 en el Estado español. Los datos de la última EPA, correspondientes al último trimestre de 2014, indican que Andalucía tiene un 34,23% de desempleo y el estado español un 23,7%. Mientras que en el conjunto del Estado la tasa de desempleo se ha reducido un 0,49%, en Andalucía ha crecido un 1,33%, ¿qué tienen que decir a esto Susana Díaz, o su antecesor, José Antonio Griñán, o Diego Valderas o Antonio Maíllo? ¿qué tienen que decir de ese 25% de la población andaluza que, según Cáritas, viven en la exclusión social? ¿qué hay de esos niños andaluces que pasan hambre?

Desde ANDALUCÍA COMUNISTA, consideramos que el gobierno de PSOE e IU no ha hecho más que perpetuar el rol de Andalucía como país marginado, subdesarrollado y dependiente. Este gobierno, como los anteriores, se ha afanado en incidir en la especialización económica de Andalucía: turismo y construcción en el litoral y grandes ciudades, y agricultura en el interior. Este gobierno no solo ha sido sumiso a los dictados del gobierno español o de la Troika, sino también al gran capital español, con el Banco Santander del fallecido Emilio Botín, o con las multinacionales y el gran capital especulativo. Ni una mención crítica a las bases militares de los imperialistas en Andalucía, total y absoluta pasividad ante la destrucción de nuestro medio ambiente, y como no, nada, absolutamente nada, se ha hecho desde este gobierno en luchar por la dignificación de nuestra cultura y señas de identidad.

Como no nos cansamos de repetir una y otra vez, mientras no se rompa con los marcos legales establecidos, Constitución española de 1978 y Tratado de Adhesión a la Unión Europea, poco podemos hacer y menos aún podremos avanzar en superar nuestra situación de país oprimido, y como muestra valga en lo que quedó la Ley de la Función Social de la Vivienda: tumbada por el gobierno español. Hay que comprender que mientras estos marcos legales sigan existiendo Andalucía va a estar condenada a la miseria y la marginación.

Desde ANDALUCÍA COMUNISTA, somos plenamente conscientes de las ansías de cambio de amplios sectores del pueblo andaluz, cansados de recortes, de atropellos a los derechos laborales, de los desahucios, del paro, de la marginación o de la corrupción. Comprendemos perfectamente que se quiera tanto echar de una vez al PSOE de la Junta como impedir que el PP llegue a ella. La aspiración de alcanzar un gobierno andaluz decente que resuelva nuestros problemas más acuciantes y recupere la ilusión de los años 1977 y de 1980 es legítima y la respetamos, pero, desde ANDALUCÍA COMUNISTA, nos vemos en la desagradable situación de recordar cómo aquellas ilusiones y esperanzas de cambio en la Andalucía de los 70 y 80 acabaron en amargura y desidia. No basta con echar al PSOE, no basta con impedir que el PP llegue al Palacio de San Telmo, no basta con condenar a IU al ostracismo, inevitablemente, si queremos superar el callejón sin salida de la marginación y la dependencia debemos aspirar a una ruptura democrática que le permita al conjunto del pueblo trabajador andaluz empoderarse y crear unas instituciones libres y soberanas.

No tenemos la más mínima intención de hacer bandera de ningún purismo, no queremos cegarnos ni por el sectarismo ni el dogmatismo porque no somos poseedores ni guardianes de ninguna verdad absoluta y atemporal, pero Andalucía, el pueblo trabajador andaluz, ha sufrido mucho, demasiado, como para olvidar nuestro pasado más reciente.

Por último, sin querer restarle importancia a los procesos electorales, y más en momentos como los que estamos viviendo, desde ANDALUCÍA COMUNISTA, consideramos que, en todo caso y pase lo que pase, el camino estratégico para la liberación de Andalucía pasa por organizar y movilizar a la clase obrera y al conjunto del pueblo trabajador, es decir, pasa por crear poder obrero y popular andaluz. Porque no solo debemos organizar la lucha y la movilización para conseguir éxitos y avanzar, sin duda eso es importante, sino que se trata también de ir organizando nuestro día a día en los centros de trabajo, en los centros de estudios, en nuestros barrios y en nuestros pueblos, creando las bases obreras y populares para una Andalucía libre, soberana y socialista.

SEA POR ANDALUCÍA LIBRE, LOS PUEBLOS Y LA HUMANIDAD

Anuncios

Un comentario en “Lo que mal empieza peor acaba – Andalucía Comunista

  1. Es la hora de unirse la izquierda, no es lo mismo que podemos saque el 22% IU 6% equo 2% que sacar 30% de los votos, eso podria dar mas de 5 diputados mas de la segunda forma, por eso dejemosno y unamos esfurrzos para acabar con el bipartidismo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s