Luces (y algunas sombras) del nuevo gobierno griego

Se empiezan a ver los primeros gestos, medidas y promesas en el nuevo panorama, con Syriza en el poder. 

grecia 6Syriza consiguió 149 de los 151 escaños que dan la mayoría absoluta en Grecia (Ver resultados AQUÍ). El primer acto de Tsipras en el gobierno griego fue homenajear a los comunistas fusilados por los nazis el 1 de Mayo de 1944, un gesto que le honra. Pero de gestos no va la política. La primera noticia que se tuvo de Tsipras fue su pacto con los nacionalistas de derechas ANEL (Griegos Independientes) para formar gobierno. A pesar de ello, entre el blanco y el negro hay que saber mirar la escala de grises. Una vez formado el gobierno, las primeras reformas no se hicieron esperar:

– Reducción de carteras ministeriales, que pasarán de 18 a 12

– Duplica el salario mínimo hasta los 751€

– Restablecer los convenios sindicales y negociaciones colectivas

– Garantizar la electricidad a quienes no pueden pagarla

Además de estas medidas, el gobierno griego está estudiando:

– Parar las privatizaciones

– Investigar por qué Grecia pidió un rescate en 2010

– Rechazo a sancionar económicamente a Rusia

Es digno de mencionar que en el ministerio de Finanzas, el viceprimer ministro y otro de los cuatro miembros  del equipo ministerial son miembros destacados del KKE (partido comunista griego), siendo más que un gesto la apertura del gobierno a este partido que siempre ha defendido la salida del euro, de la Unión Europea y de la OTAN. Esto irá en beneficio del pueblo, sin duda.

Las medidas que Grecia está tomando en sus primeros días de gobierno se pueden tomar, más allá de izquierda y derecha, como humanitarias. Dentro del capitalismo también cabrían estas medidas. Sin embargo, la respuesta de los grandes bancos y de los gobiernos occidentales (especialmente Alemania) están siendo de atosigar al gobierno griego y no darle respiro. Esto podría propiciar, si siguiera así, la radicalización de la actuación del gobierno griego. Si no es posible en el capitalismo, si no es posible en la UE, si no es posible en le euro, habrá que cambiar de sistema. Por lo tanto, y siempre que el gobierno griego siga adelante, quedan dos opciones: O la troika afloja en sus peticiones, o el gobierno griego deberá replantearse seguir en las estructuras anteriormente mencionadas. Aunque, desde luego, no se puede dar todo por hecho.

Sobre las sombras, una de las que más está afectando la imagen de Syriza está en que ninguna de las carteras ministeriales las llevan mujeres. Y apenas cuenta, de entre los equipos ministeriales, con mujeres. Este escollo tendrá que salvarlo, y si bien históricamente no es una responsabilidad de Syriza, la solución sí es responsabilidad de este partido, en buena medida. Sin las mujeres no hay democracia, como se ha venido repitiendo estos días en las redes sociales.

No debemos olvidar otra sombra que hay en el nuevo gobierno: El ministerio de Defensa lo llevará un miembro del partido ANEL, que para llegar al acuerdo de gobierno exigió, entre otras cosas, que se paralizara la separación de iglesia y estado. Dar el ministerio de Defensa a un partido xenófobo y religioso podría tener unas nada deseables consecuencias, no obstante todo queda en la especulación. Parece que lo más probable es que mande un “status quo” en las políticas donde no están de acuerdo: inmigración, religiosidad del estado y otros temas como el matrimonio homosexual, con una salvedad: conceder la nacionalidad griega a hijos de inmigrantes, nacidos en Grecia. Mientras, se ocuparán de temas en los que sí están de acuerdo, como aliviar la situación a las familias griegas, el rechazo a las imposiciones de la Troika, y el refuerzo de la economía nacional.

Es un hecho que Syriza está a tan sólo dos escaños de la mayoría absoluta, y hay otros partidos con los que gobernar. No sería descabellado pensar que Syriza llevará a cabo sus políticas económicas de izquierda, llevándose con este partido el tiempo que sea posible, contando en la recámara con los diputados del KKE y otros partidos que sí le podrían apoyar en otros temas sociales. No hay que descartarlo, y habría que ver las reacciones de ANEL ante las políticas que se vayan haciendo, al igual que estar pendientes de las reacciones del KKE, y otros partidos de izquierda o centro.

Mirando de reojo a Andalucía: ¿Acaso Susana Díaz no ha hecho lo mismo con IU en el Parlamento Andaluz? IU ha aguantado tres años sin rechistar, y sin llevarse a cabo las políticas que firmaron en su pacto. Y cuando le ha venido bien, Díaz ha roto el pacto, saliéndose con la suya incluso saliendo reforzada tanto ella en su partido como el PSOE en Andalucía. ¿Acaso la izquierda no puede aprender de las estrategias del capitalismo?

Para terminar diré, como dije el día de las elecciones, los resultados del KKE son cruciales (VER AQUÍ) y la actuación que tengan a partir de ahora tanto KKE como Syriza (cada uno con su responsabilidad y su peso político) pueden determinar el futuro de Grecia. El tiempo despejará estas incógnitas.

Fran J. R. León

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s